Cepillado en Dirección de la Eliminación

Esta entrada fue publicada en Aplicaciones Alcalinas

Cepillar regularmente nuestro cuerpo de pies a cabeza ofrece diferentes beneficios: Una constante estimulación circulatoria, así como también la limpieza y la exfoliación, obsequiandonos una piel hermosa y suave con una agradable sensación física.

En nuestra amplia Colección de Cepillos P. Jentschura, encontrarás cepillos que se adaptan a cada necesidad y de uso específico para una experiencia única. Empleados en seco y/o húmedo, de uso diario o alterno. Apoyando a nuestra piel en su función excretora.

Dentro de los cepillos de uso en seco y húmedo encontráras el de manos y uñas; el facial; el cosmético; el de baño; el profesional de masajes y el corporal. Y de uso únicamente para cepillado en seco encontáras el energético y para el cabello.

Recomendamos realizar siempre el cepillado en dirección  de la eliminación. Aprovechando la función excretora de la piel cepilla hacia las puntas de los dedos, de las manos y los pies. Cepilla en dirección de las axilas, hacia el ano y hacia la zona genital. Cepilla también con frecuencia debajo de las uñas de las manos y de los pies, porque:

Ende gut – alles gut! ¡Si el final es bueno – todo es bueno!

Las sustancias que no pueden ser eliminadas por nuestros órganos excretores, es decir, por los riñones, el intestino y los pulmones son llevadas por nuestro organismo hacia las regiones de la piel en que abundan las glándulas, para así liberarse de ellas. Esto se manifiesta, por ejemplo, en forma de sudoración.

Las zonas de eliminación son en dirección de las uñas de las manos y los pies, las axilas, la region uro-genital, las conyunturas, entre otros. En éstas regiones, la piel tiene hasta 200 glándulas por cm² y numerosas glándulas sebáceas.

El cepillado regular estimula las excreciones del organismo a través de la piel, al mismo tiempo que la purifica. El cepillado es una ayuda extremadamente efectiva para mantener al cuerpo limpio y libre de padecimientos.

La piel es un órgano multifacético. Constituye una protección externa a la vez que un espejo de nuestro estado interno. Puede eliminar sustancia dañinas y recibir sustancias benéficas. A través de sus numerosas terminales nerviosas nos vinculamos emocionalmente con nuestro entorno, mostramos nuestra situación interna y recibimos estímulos externos. La piel esta abierta para los sentimientos.

Los masajes con cepillos son caricias para nuestro cuerpo, nuestro espíritu y nuestra alma. Los cepillados húmedos y en seco mejoran nuestro bienestar y regeneran el cuerpo. Estimulan la irrigación y la circulación de la sangre, así como el sistema nervioso en su totalidad. También ayudan a eliminar en breve tiempo el cansancio matutino, las dificultades para arrancar con las actividades cotidianas y los “bajones” a lo largo del día.

Para realizar masajes corporales es importante observar las cuatro áreas de excreción más importantes. Estas se encuentran a la derecha e izquierda de las axilas y en el vientre bajo, en el área vaginal y anal. Como es lógico, en el tronco todo fluye en dirección a las axilas y en el vientre bajo todo fluye hacia las áreas vaginal y anal.

Los codos y las corvas son verdaderos disolventes del agua. Por esta razón, realice masajes por debajo de los codos hacia las manos y los dedos, y por debajo de las corvas hacia los pies y los dedos de los pies respectivamente. Allí se encuentran pequeños pero eficientes órganos excretores: las uñas de las manos y de los pies que, a propósito, deberían cepillarse todos los días.

Cepillado-en-Dirección

  • Hacia las manos y las uñas de las manos
  • Hacia los pies y las uñas de los pies
  • Hacias las axilas
  • Hacia las conyunturas
  • Hacia la zona genital