Ácidos y bases

Bookmark the permalink.

Los ácidos y los bases son líquidos que contienen los elementos hidrógeno y oxígeno, entre otros.
Mediante el parámetro pH, se mide el grado de acidez, es decir, la cuota de iones de hidrógeno.
Si, en un líquido, los iones de hidrógeno predominan sobre los iones de oxígeno, dicho líquido se considera ácido. Si la disolución contiene tantos iones de hidrógeno como iones de oxígeno, ésta se considera entonces neutral. Tal es el caso, por ejemplo, del agua.

Cuando predominan, en cambio, los iones de oxígeno, el líquido se considera básico. El grado más bajo de acidez es el de pH 0. En este caso, el líquido no contiene ningún ión de oxígeno, sino únicamente acidificantes como, por ejemplo, el cloro, el azufre y otros, además de, naturalmente, iones de hidrógeno. La abreviatura química para el hidrógeno es “H”. La abreviatura para el oxígeno es “O”.
En el agua, el ión de oxígeno se presenta en la forma OH. El voluminoso átomo de oxígeno ha asimilado un átomo de hidrógeno en el compuesto químico agua.

En el lenguaje científico, existe para las bases el término de “alcalinidad“; y para los ácidos, el de ”acidez“.

La abreviatura pH proviene del latín potentia hydrogenii, es decir, el potencial de hidrógeno. Con este valor, se mide fundamentalmente el grado de acidez de un líquido. La escala de valores de pH abarca desde el pH 0 hasta el pH 14. Cada paso hacia arriba en la escala de pH significa “diez veces más básico“. Cada paso hacia abajo significa “diez veces más ácido“.

Los líquidos son tanto más ácidos cuanto más bajo sea su valor. El estado químico más ácido se alcanza con un pH de valor 0.

Los líquidos con un pH superior a 7 se denominan alcalinos. Cuanto más alto se sitúe su valor sobre el pH 7, tanto más alta y agresiva es la alcalinidad. De igual modo, un ácido es tanto más agresivo cuanto más bajo se sitúe su valor.

Los acidificantes, los llamados halógenos, se combinan con el hidrógeno para formar ácidos. Entre estos halógenos se encuentran, por ejemplo, los elementos cloro, azufre, fósforo, carbono y nitrógeno.

Los oligoelementos se combinan con el oxígeno y el hidrógeno para formar bases. Se les conoce como basificadores. En este grupo se incluyen elementos como el calcio, el potasio, el sodio, el magnesio, el litio, el manganeso y el molibdeno, entre otros.