Ácidos

Bookmark the permalink.

Ácidos son los enemigos agresivos directos de nuestro organismo humano. Su agresividad la agradecen a elementos agresivos como el cloro, el fosfato y el sulfuro. Es por eso que estos elementos que se llaman halógenos se encuentran en numerosas armas químicas.

Estos halógenos reprimen el elemento de nuestra vida, el oxígeno, de sus composiciones orgánicos de los huesos y las proteínas, de los tendones y los cartílagos. Ácidos entonces son enemigos de nuestras propias estructuras proteínicas.

Ácidos también son enemigos de nuestro agua corporal. Este agua corporal hace por 70% de nuestra substancia corporal. El agua corporal forma junto con las sustancias vitales de nuestra alimentación diaria líquidos básicos como la sangre, la saliva, el páncreas, el líquido amniótico, la linfa y muchos otros secretos. Ácidos destruyen la alcalinidad y por lo tanto la base de vida de los líquidos básicos. Si los ácidos y las bases se mezclan se forman sales y agua.

Por causa de la escasez en sustancias minerales debido a una alimentación con fast-food y otros deleites, nuestros riñones no están capaz de eliminar toda la sal. Por eso los ácidos y las sustancias tóxicas se depositan alrededor de los riñones, del vientre y de la espalda, más tarde en las articulaciones y los órganos y ahí dañan a nuestras estructuras.