Fortalecete en la quimio

Esta entrada fue publicada en Blog

Las consecuencias de la quimioterapia aplicadas a los enfermos de cáncer ocurre a gran velocidad por el cuerpo para la neutralización de los ácidos y consecuentemente consumo extremo de los minerales de nuestro cuerpo. Este dramático ataque de veneno, que supuestamente está dirigido en primer lugar a las células cancerosas, naturalmente no ataca sólo a las células enfermas, sino a la totalidad de las células de quien recibe la quimioterapia. En el momento del ataque, la química del cuerpo así amenazada moviliza a frente de batalla a todos recursos con que cuenta su potencial de neutralización, empezando por los minerales del cuero cabelludo. De esta manera, el cabello pierde, a veces de la noche a la mañana, la base de su existencia. La abundante cabellera se ha acabado y la calvicie anuncia las desgracias por venir. Por eso aconsejamos que antes y después de cada sesión de quimioterapia se ingieran grandes cantidades de minerales ricos en energía y que también se cambie a tiempo a un régimen vegetariano integral.

Nuestra ayuda con los productos:

El primer paso es mineralizarse, tenemos WurzelKraft, que contiene más de 100 plantas. Lo consideramos un buffet para las células , una vez que contiene todos los minerales que se necesita el cuerpo. La comida de muchos hospitales equivale, en general, a la más sencilla de las comidas ofrecida en un comedor para empleados. Hemos investigado el curso que sigue la química del cuerpo después de una sesión de quimioterapia: El primer paso es el envenenamiento de las células a través de la citostatica, con la posible consecuencia de la caída del cabello. La segunda etapa de las reacciones química del cuerpo es la muerte masiva tanto de las células cancerosas como de las células sanas. Esta muerte celular se metaboliza en ácido úrico y urea. Ahora, el ácido úrico ataca directamente el sistema vascular, robándole calcio y otros minerales. El sistema vascular, que de esta manera entra en estado de emergencia por la pérdida de densidad y elasticidad, necesita grandes cantidades de colesterol para recuperarlas. Lógicamente, el paciente de quimioterapia observa, después de la primera ola de venenos y la consiguiente ola de ácido úrico y urea, que sus niveles de colesterol aumentan drásticamente después de algún tiempo. Y este hecho no debe considerarse como signo de la enfermedad, sino como un recurso absolutamente sensato del cuerpo. Por eso sería muy importante que toda quimioterapia la precediera abundante ingestión de minerales ricos en energía.
wurzelkraft-juntos-2-horizontal-1-de-1

El segundo paso consiste en la eliminación de ácidos a través de la piel gracias a una higiene corporal alcalina a cualquier hora con nuestras sales MeineBase. Particularmente efectivos resultan los baños alcalinos con un PH de aproximadamente de 8.5.  Se tomarán todas las posibles medidas de secreción alcalina, como baños de cuerpo entero (Tales baños pueden durar, tranquilamente , entre tres y seis horas), de asiento, de pies, enjuagues nasales y de cabeza, compresas para el cuerpo, camisas de sal, etc . En los baños alcalinos el cuerpo expulsa las impurezas, ácidos y venenos a través de las glándulas sudoríparas y sebáceas hacia el entorno alcalino del agua de baño.

 

El tercer paso es oxigenarse con nuestra agua oxigenante MiraVera. El sistema inmunológico a veces puede detectar y destruir células anormales antes de que se conviertan en cáncer. Pero cuando los tumores se desarrollan, éstos implementan defensas para bloquear la respuesta del sistema inmunológico. Con el oxígeno adicional “se elimina el freno” que el cáncer puede imponer a las células que combaten el cáncer. Esto es lo que sucede: los tumores pueden crecer con tanta rapidez que se quedan sin suficiente riego sanguíneo, lo que crea una deficiencia de oxígeno. Esto, a su vez, puede alentar a que las células cancerosas produzcan una molécula llamada adenosina, que inactiva los linfocitos, las células que combaten el cáncer. El oxígeno por si mismo actúa directamente sobre el cáncer. Los fagocitos, que son células devoradoras que destruyen las células cancerígenas, aumentan en número. Podemos usar estos métodos para apoyar el tratamiento que el doctor indique.   El  oxígeno como terapia adicional está en primero en la lista . Ayuda inmediatamente en pacientes de cáncer tratados convencionalmente y una reducción de la posibilidad de que apareciesen metástasis. Con la el oxígeno  se consigue compensar los efectos depresivos de las terapias convencionales de cáncer.