Vendaje Alcalino de Cuello

Esta entrada fue publicada en Aplicaciones Alcalinas

El vendaje básico de cuello debe aplicarse de una a dos veces por semana en caso de padecimientos de cabeza o de bronquios, así como para regenerar un crecimiento deficiente del cabello. Si se desea una mejoría de problemas en estas áreas, se recomienda llevar este vendaje básico de cuello, de ser posible, todas las noches y durante un período de 6 meses. Entre los problemas de cabeza en los que el vendaje básico de cuello ha demostrado ser efectivo, se encuentran el Parkinson y el Alzheimer, el tinitus, la migraña, las cefaleas, los problemas de ojos y oídos, los mareos y las pérdidas de memoria, así como problemas de bronquios y asma bronquial.

Las investigaciones del Profesor Friedrich Sander y de Josef Lohkämper han constatado que cada noche dos oleadas ácidas recorren las células, tejidos y estructuras de nuestro organismo: una de intensidad normal y una de intensidad mayor. La normal inunda nuestro cuerpo entre las 23:00 y la 1:00 de la noche; la otra, la más intensa del total de cuatro oleadas ácidas diarias, esto sucede entre las 5:00 y las 7:00 horas de la madrugada. Ésta es la causante de que a las 7:00 de la mañana tengamos la orina más ácida de todo el día.

Pero, antes de que los ácidos abandonen el cuerpo a través de los riñones y la vejiga, éstos han originado daños a nuestro organismo. De hecho, corroen, queman y destruyen estructuras, y tienen como resultado daños funcionales y pérdidas estructurales observables a largo plazo.

Para evitar problemas de cabeza, de garganta y de bronquios, recomendamos aplicar el vendaje básico de cuello cada noche. Para ello, utilizaremos el par interior de algodón de nuestras MediasBásicas,

aunque solamente lo sumergiremos hasta la mitad en la mezcla alcalina. Esta mitad, una vez empapada, se exprime con fuerza y a continuación, se enrolla holgadamente alrededor del cuello; y en torno a ella se enrolla la otra mitad seca y se cubre finalmente con paños suaves y secos, para evitar resfriarse durante la noche.

Este vendaje básico de cuello supone un gran alivio para el cuello, la cabeza y la garganta; también lo es en caso de caída del cabello y para los órganos situados en la cabeza, que experimentan una efectiva descongestión y desacidificación y no se ven inundados noche tras noche por las dos corrientes ácidas.

Uno de los efectos más reconfortantes del vendaje básico de cuello es el que se produce sobre el sueño. Al combinarla con las MediasBásicas, las oleadas ácidas apenas alcanzan la cabeza. Éstas se envían, o bien a los pies, o bien al exterior del organismo a través del cuello.

Se trata del conocido principio de la igualación de concentraciones, en este caso entre las altas concentraciones de ácidos de las estructuras del cuerpo o de la sangre nocturna, por un lado, y la baja concentración de ácidos existente en las MediasBásicas o en el vendaje básico de cuello, por otro.

El vendaje básico de cuello no sólo es una gran contribución a la hora de solucionar los problemas de cabeza, garganta y bronquios. También mejora de forma decisiva el aspecto de la piel del cuello, la nuca y el escote.